El titulo “Diseñador”

Para la mayoría de las profesiones es importante constar de una cédula profesional, un título y que estudies un postgrado también te hace más “importante” cual sea que estudies, especialidad, maestría, vaya hasta los diplomados tienen valor, papeles y papeles importantes que uno debe tener bien presentes y obvio, anotados en orden en su C.V.

Esta regla “no aplica para el diseñador” (y otras pocas profesiones) para éste lo que importa es que este dispuesto a entregar su vida a la empresa (no siempre pero en la mayoría de los casos), tenga años y años de experiencia laboral, sepa manejar mínimo 5 softwares (a nivel óptimo obvio) y que sea TOLERANTE A LA FRUSTRACIÓN, la carrera… bueno esa no importa si es licenciatura, trunca, o nivel superior, mientras sepa moverle a todos los 5 softwares al mismo tiempo, perfecto.

¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué no valoran nuestra profesión?

Aquí hay un detalle, en otras profesiones con años y años de prueba y error ya manejan un plan de estudios bien elaborado y te dan ya muchas herramientas para que salgas al mundo laboral, listo, casi preparado y aún así tienes que aprender mucho más cuando ya pones todos tus conocimientos a la práctica laboral. Sin embargo la profesión de diseñador aún es joven para darse esos lujos, a mi parecer hay muchos egresados de diseño que salen sin una buena preparación y con calidad realmente deprimente, pero no hay que culpar solo a las instituciones educativas, al fin y al cabo, están aprendiendo a topes como armar “el mejor plan de estudios”; no jóvenes, la culpa también viene del egresado diseñador que debe preocuparse por si mismo para tener un nivel óptimo y ser mejores constantemente, debe salir del aula e investigar, debe practicar todo el tiempo, etc.

Porque uno se topa con excelentes diseñadores que no terminaron la carrera o ni siquiera la cursaron como tal y muchas veces con mejor nivel que el egresado de institución, he ahí el hecho de que un diseñador no es el que tiene el título, si no el que lo ejerce con pasión y capacidad.

El diseño es una carrera de práctica, actualización, de teorías y de romperlas para crear nuevas, si queremos que los demás les den valor a nuestros títulos y preparaciones debemos empezar por demostrar que lo valemos y ¡tener re-harta* experiencia!.

Dejemos de quejarnos por lo injusto que son los clientes, las empresas y las instituciones para el diseñador y mejor ocupemos ese tiempo en ponernos en acción. Me gustaría que me dejaras en los comentarios ¿Qué opinas?


Re-harta* haciendo referencia a bastante o mucha.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *